Usa protector solar

En unas horas vuelo para Seattle donde pasare los proximos seis meses y no se que decir. He acabado la carrera. Soy licenciado. Suena contundente pero no sé que decir. Vaya faena.

Han pasado cinco minutos. He ido y he vuelto. Y traigo algo. Es de hace tiempo pero me servirá. He recordado lo que dije cuando abrí este Cafe Ultravioleta. Y me ha dado pie a rebuscar de dónde saqué ese discurso. Ahi va.

Este tema recoge el artículo “Advice, like youth, probably just wasted on the young” publicado por Mary Schimich en una columna del Chicago Tribune el 1 de Junio de 1997. En la introducción de la columna, ella lo describía como el discurso de graduación que ella daría si tuviera que hacerlo.

Mi consejo ahora es que os hagáis con la canción. Que la escuchéis de vez en cuando y que trates de no olvider su mensaje. Si sabes inglés, pincha aqui.

Esta es mi traducción del artículo para quien no sepa inglés:

Si pudiera ofrecerte un solo consejo para el futuro, sería el protector solar. Sus beneficios a largo plazo han sido probados por los cientificos, el resto de mis consejos se basan sólo en mi propia experiencia.

Te daré mi consejo ahora.

Disfruta del poder y la belleza de tu juventud. Déjalo…Nunca entenderás el poder y la belleza de tu juventud hasta que se hayan ido. Pero créeme, en 20 años verás tus viejas fotos y comprenderás de una forma que no puedes hacerlo ahora, cuantas posibilidades tenías y lo bello que era tu aspecto. No estas tan gordo como te imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocúpate, pero debes saber que preocuparse es tan eficaz como tratar de resolver una ecuación de algebra masticando chicle. Los verdaderos problemas de tu vida son cosas que nunca atravesaron tu preocupada mente, y te deslumbraron a las 4 de la tarde de un martes cualquiera.

Haz todos los días algo que te asuste.

Canta.

No seas cruel con los corazones de los demás. No aceptes a la gente que sea cruel con el tuyo.

Usa hilo dental.

No pierdas tu tiempo con la envidia. A veces estás delante, a veces detrás. La carrera es larga y al final es sólo contigo mismo.

Recuerda los halagos que recibes y olvida los insultos. Si logras hacerlo, dime cómo.

Guarda las viejas cartas de amor, tira los viejos recibos del banco.

Haz estiramientos.

No te sientas culpable si no sabes que hacer con tu vida. Las personas más interesantes que he conocido, no sabían a los 22 que hacer con sus vidas. Algunas de las personas más interesantes de 40 años que conozco aún no lo saben.

Toma mucho calcio.Se amable con tus rodillas. Las echaras de menos cuando se hayan ido.

Quizás te cases, quizás no. Quizás tengas hijos, quizás no. Quizás te divorcies a los 40.Quizás bailes la danza del pollo funky en tu 75 aniversario de boda.Hagas lo que hagas, ni te felicites, ni reprendas demasiado. Tus elecciones son medias oportunidades. Como las del resto de la gente.

Disfruta tu cuerpo. Úsalo de todas las formas que puedas. No lo temas ni tampoco temas lo que los demás piensen de el. Es el instrumento más grande que jamás tendrás.

Baila, aunque no tengas otro sitio donde hacerlo que en tu cuarto de estar.

Lee las instrucciones, aunque no las sigas.

No leas revistas de belleza. Sólo harán que te sientas feo.

Conoce a tus padres. Nunca sabes cuando se irán. Se amable con tus hermanos, son tu mejor vínculo con tu pasado, y quienes probablemente seguiran junto a ti en el futuro.

Entiende que los amigos vienen y van, pero con unos pocos preciados debes aguantar .Lucha por construir puentes que os unan en la distancia y el estilo de vida, porque cuanto más envejezcas, más necesitarás a las personas que te conocieron cuando eras joven.

Vive en Nueva York alguna vez. Pero déjala antes de que te haga duro.

Vive en California del Norte alguna vez. Pero déjala antes que te haga blando.

Viaja.

Acepta que hay ciertas verdades inalienables. Los precios subiran. Los políticos son pendencieros. Tú también te haras viejo. Y cuando haya sucedido, fantasearas que cuando eras joven, los precios eran razonables, los políticos eran nobles y los niños respetaban a sus mayores.

Respeta a tus mayores.

No esperes que nadie más te ayude.Quizás tengas un fondo fiduciario. Quizás tengas una pareja rica. Pero nunca sabrás cuando pueden desaparecer ambos.

No la lies mucho con tu pelo, o cuando tengas 40, parecerá de 85.

Se cuidadoso con los consejos que recibes. Pero se paciente con quienes te los dan. Aconsejar es una forma de nostalgia. Darlos es una manera de tomar el pasado, limpiarlo, esconder las partes feas y reciclarlo por un precio mayor del que vale.

Pero confía en mí con lo de el protector solar.

Redondo. No tengo más que añadir.

Anuncios

Acerca de Jesús Martos

Periodista de carrera por curioso. Me permite acercarme a personas de todo tipo y contarlo. Intento sacarle el jugo a todo lo que hago. Me lo paso en grande montando en moto, jugando al rugby o viendo cine en VO.
Esta entrada fue publicada en Religion & Thoughts, Ultraviolet mind y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s