En septiembre

Un buen amigo mio con el que me veo menos de lo que nos gustaría escribio hace exactamente un año este artículo que no puedo dejar de caer por aqui. Tiene una cita que no sé si es suya pero la dice todo el rato. Ahora más que nunca cobra todo su sentido.

Si no cambias de rumbo, acabarás en el lugar exacto al que te diriges.

Y el articulo es este:

En septiembre…

Como si de un truco de magia se tratara, el mes de septiembre produce un cambio radical en la actitud del ser humano. Después de las vacaciones estivales, el mes de septiembre viene siempre cargado de buenos propósitos e innumerables planes. Tras los días de descanso parece que todos hemos llegado a la conclusión de que, con un poco de organización, todo es posible. Y todo es todo; una vez hemos holgazaneado lo suficiente, cualquier meta a alcanzar nos parece factible. Independientemente de su índole, carácter o dificultad, en septiembre y con las energías renovadas, nos sentimos capaces de cualquier cosa.

Así, es entonces cuando decidimos embarcarnos en todas aquellas empresas que, aún sabiendo que deberíamos llevarlas a cabo inmediatamente, llevan sin hacerse lo menos una vida entera. Dejar de fumar, apuntarnos a la academia de inglés, sacarnos el carné de conducir, hacer régimen para perder esos kilos que nos sobran alrededor del ombligo o ir al gimnasio son algunos de los objetivos más recurrentes.

Pero la lista puede ser infinita. Estudiar más, dedicar más tiempo a la lectura, ordenar el trastero, pintar la casa, ahorrar dinero, poner al día todo ese trabajo acumulado, ir a visitar a la tía Agustina al pueblo… Un sinfín de planes y actividades de los cuales, todos sabemos, que no muchos llegarán a buen puerto. De hecho, muchos de ellos son reiterativos con respecto a años anteriores y la gran mayoría se quedarán, una vez más, en meros intentos y promesas para un futuro bastante incierto. Un futuro que irá de la semana que viene al verano siguiente pasando por el próximo mes hasta que, al final, la tentativa caiga en el olvido.

Sin embargo -tal y como dice el refrán- la intención es lo que cuenta. Por eso, planificar al detalle cada una de las cosas que tenemos que hacer nos hace sentirnos más responsables. Además, parece que decir las cosas en voz alta o repetirlas sin cesar ayuda a que éstas se hagan realidad. Es decir, si por ejemplo decidimos apuntarnos al nuevo curso de cocina se lo hacemos saber a todo el mundo. Cualquier momento es bueno para reafirmarse en la obligación de cumplir con lo prometido. Una conversación telefónica con un familiar, un encuentro casual en el ascensor con una vecina, una reunión de amigos, una charla con un compañero de trabajo… No importa, el caso es que todos acabarán sabiendo que te has apuntado al curso de cocina. Si luego se va o no, eso ya es otro cantar, mas habérselo contado a todos los conocidos ha servido para que, al menos durante unos días, uno se convenza a sí mismo de los maravillosos postres que en poco tiempo será capaz de preparar.

Y es que, aunque todos nos sabemos de memoria el popular dicho que reza no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, muy pocos son capaces de organizar su tiempo para respetar todas y cada una de las buenas intenciones propuestas. Y al final, lo que no se puede hacer hoy se acaba dejando para el próximo septiembre

Anuncios

Acerca de Jesús Martos

Periodista de carrera por curioso. Me permite acercarme a personas de todo tipo y contarlo. Intento sacarle el jugo a todo lo que hago. Me lo paso en grande montando en moto, jugando al rugby o viendo cine en VO.
Esta entrada fue publicada en Religion & Thoughts y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En septiembre

  1. No se quien lo ha escrito pero quien haya sido…
    Ese tio es un jefe!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s